2 ene. 2013

NOCHE VIEJA...


Y mientras busca el libro que le pedí, vuelve a preguntarme de dónde soy, y yo le contesto que de Japón, que aprendí el castellano viendo Celeste siempre Celeste por Internet, y él que se queda desconcertado y mientras sonríe yo reviso en mi cartera y me preocupo porque no encuentro mi boleto de regreso...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario