5 ene. 2013

The Story...

Llegué tranqui, tenía mi primera sesión con el ‘tipo del chaleco a cuadros’, más conocido profesionalmente como psiquiatra; me da la ‘bienvenida’ y pregunta: -“¿en qué la puedo ayudar?”-, le despliego mi arsenal sintomatológico – tal cual me lo recomendó el neurólogo - y comienza a sucederse un interesante intercambio –demasiado técnico para mi gusto–, de supuestas situaciones compuestas vividas. Me pregunta si en ese momento deseo llorar – yo lo empiezo a odiar por obligarme con su pregunta a ello -. 
Conclusión: por más que todo haya transcurrido relajadamente no me conformó, me retiré con un sabor insulso, y la sensación de ni fú, ni fá, ni bien, ni mal, ni ‘guauuu’, ni ‘uhhhhh’, o sea: NADA!
Me retiro, subo un piso, puerta abierta, saludo con la mano y me invita a pasar mi queridísima psicóloga...
Ni bien tomo asiento, le comunico mi disconformidad y todas mis ganas juntas de no volver a perder mi tiempo visitando nuevamente a su colega de chaleco, ella, pobre santa de Dior, entiende lo expuesto y hasta está de acuerdo conmigo –coincidir tan puntualmente con el terapeuta es una satisfacción gratificante créanme–.
Pero ya sabemos que no todas son margaritas en esta vida y desde el primer día de mi consulta con la Licenciada Hurtado me propuse no hacerle la vista gorda a nada, entonces aconteció el siguiente diálogo:
 -¿qué tal la mudanza?
Bien.
-¿y tus vecinos?
No sé.
-¿pero tienes vecinos?
Si.
-¿…?
Me los atravieso alguna vez, pero no me interesa saber quiénes son.
-¿y tu nuevo trabajo?
Bien.
-¿…?
Apenas empiezo a conocer a la gente. Todos parecen iguales.
-¿con tu novio?
No se.
-¿…?
Me molesta que me hable.
-¿entonces?
Utilizo el celular de la empresa y le comunico lo que debo por mensajes de texto.
-¿y vos qué es lo que necesitarías que la gente haga?
Que se U BI QUE!
-¿…?
Es simple, hoy me levanté con dolor de cabeza…:)
-¿¡…!?
 La sesión duró 58 minutos, mi psicóloga se quedó preocupada por mis planteos, después de casi tres semanas...la misma actitud voluntaria, después de todo… creo que la mudanza de casa y laburo, ayudarán mucho – eso no me lo dijo -, igual ahora tengo un tema pendiente bastante importante que resolver.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario