9 sept. 2012

He caído en cuenta, que he perdido tiempo, sí, voy a tener que reestructurar el planning, claro, pero al menos tengo la sensación de que a partir de ahora tengo las herramientas adecuadas y sólo necesito trabajar con ellas, lo demás tendría que venir rodado.
Y es así, ante cada obstáculo, bajón o desquiciamiento opositoril, lo mejor es analizar cuanto antes la situación, ver qué nos puede devolver la tranquilidad necesaria para seguir avanzando y, si es necesario, invertir nuestro tiempo en adecuar de  nuevo nuestras herramientas y ambiente de desenvolvimiento. Al principio nos parecerá una pérdida de tiempo, pero mejor perder dos semanas seguidas y luego avanzar sin detenerse.

Nada de lloros, de ¡no puede ser! o de ¡quién me mandaría meterme en esto!, lo hecho, hecho está, sólo queda analizar la situación y tratar de inclinar de nuevo la balanza a nuestro favor para recuperar cuanto antes la serenidad que conduce al logro de resultados positivos y al dominio del estado emocional, lo demás escapa de nuestra voluntad, así que no merece la pena desquiciarse por ello.
De momento, en poco más de 15 horas se habrá decidido algo importante para mí, así que me voy despidiendo. Hasta dentro de poco!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario